Buenos, bonitos… y chinos

Hace unos años podríamos haber comenzado este post diciendo algo como “los móviles chinos se están convirtiendo poco a poco en una buena alternativa, por calidad y precio, frente a las marcas establecidas”. Pues bien, han pasado esos años y podemos decir que los móviles chinos han dejado de ser una alternativa a las grandes marcas competir claramente con ellas.

Ya hablamos hace tiempo del alucinante caso Xiaomi. Venden todos los teléfonos que fabrican en cuestión de horas, y eso que fabrican todos los que pueden (unos 20 millones al año). Todo ello sin tener una sola tienda física. Pero es que hay más: OPPO, ZTE, Jolla… Vete acostumbrando a estos nombres, porque el futuro pasa por ellos. De momento, éstas son sus razones:

Empezamos por el OnePlus One, al que han denominado “el smartphone perfecto”. ¿Qué quién lo ha llamado así? Sus vendedores, claro. ¿Qué por qué dicen que lo es? Porque tiene una pantalla de alta resolución con 5,5”, un procesador Snapdragon de 2,3 GHz, una cámara fabricada por Sony de 13 Megapíxeles, capaz de grabar vídeos en slow motion (cámara lenta) y 4K, otra cámara frontal de 5 Mp, conectividad 4G… Y vale, de acuerdo que ya hay algunos modelos de otras marcas que cuentan con todo esto. Pero es que el OnePlus One costará menos de 350 euros.

Todavía menos cuesta el Xiaomi Mi3. Lo hay en dos versiones, una con el procesador Snapdragon que hemos mencionado en el caso del One, y otra algo menos potente con un NVidia Tegra 4 de 1,8 GHz; pero claro, decir “menos potente”, en este caso, es como decir “no increíble pero si fantástico”, porque no está nada mal. Pantalla de 5 pulgadas y 1080 p (o sea, alta resolución), una pantalla ultrasensible que funciona aunque la manipulemos con guantes -¡ojalá lo hubiese tenido yo este invierno!- y una capacidad de almacenamiento de hasta 64 Gb. La verdad, si estuviésemos hablando de un ordenador portátil, estas especificaciones seguirían siendo de alto nivel. La cámara trasera tiene 13 Megapíxeles y la frontal 5. Cuesta 335 euros. Sí: trescientos treinta y cinco.

Y cruzamos la línea de lo normal para entrar en lo excepcional. Imagina una pantalla de 5,9 pulgadas. Es muy fácil: piensa en la pantalla más grande que hayas visto en un smartphone e imagínatela aún mayor. Eso es lo que calza el OPPO N1, que a diferencia de sus compatriotas de esta lista lleva un Snapdragon algo menos potente (1,7 GHz) y la consabida supercámara de 13 Megapíxeles… pero nada de cámara frontal. En lugar de eso incorpora un ingenioso sistema de rotación similar al del LG G2, que permite usar esta misma cámara como dispositivo frontal. Eso sí, el precio es un poco mayor al de sus hermanos chinos: 420 euros.

Otros modelos que pueden sorprenderte por su relación prestaciones/precio son el ZTE Nubia, el UMI X2, el NEO N003, el Meizu MX3 o el Jiayu S1. Ahora mismo puede que estas marcas te suenen a chino, pero es muy posible que un día iniciemos un post con las palabras: “hace ya años que los móviles chinos acaparan buena parte del mercado”…

Lee completa ésta noticia:

logo-Amena logo-Ono logo-Masmovil logo-Orange logo-Simyo logo-Tuenti logo-Vodafone logo-Yoigo
logo-Yoigo

Añade un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Recibe gratis Tarifas de Móviles
y noticias en tu correo!

Newsletter tarifas moviles

En nuestro Comparador:
¡¡Encuentra tu tarifa!!